Octubre es de: Fairy Tail

Hace un par de años, de repente me apeteció un shonen de estilo clasicote. De los de leches de buenos muy buenos contra malos muy malos, de los del poder inquebrantable de la amistad™ que todo lo puede, de los de historias sencillas con sus toques de drama y humor, de los de chorrocientos episodios para contar sagas que seguramente se podrían contar en la mitad de la mitad.

No buscaba, pues, una serie perfecta. No creo que ninguna que encaje en esa descripción lo sea. Pero si encuentras una que te haga ‘clic’ (y siempre sabiendo a lo que vas, claro), pues lo pasas muy bien viéndola, que al fin y al cabo es de lo que se trata.

Lo que sí puedo decir es que me gusta muchísimo más que la otra serie de estas características que estoy viendo actualmente… ejem… Dragon Ball Super. Ya hablaré sobre ella cuando la lleve un poco más al día.

Empecemos entonces con el mes de Fairy Tail.

La historia de Fairy Tail

Fairy Tail es el nombre de un gremio de magos que se encuentra en el Reino de Fiore, país de un mundo ficticio.

En este mundo, los magos ganan dinero resolviendo encargos de lo más variopinto que llegan a sus gremios. Pero claro, un shonen de este tipo no se puede quedar solo en eso y, además de los encargos, de repente surge la típica situación que amenaza con destruir el gremio/país/mundo/universo/dimensión y que da el pistoletazo de salida a una nueva saga épica.

La historia arranca con Lucy Heartfilia (la rubia), una maga celestial (es decir, que lucha principalmente invocando espíritus) principiante que sueña con ingresar en Fairy Tail a toda costa. Muy pronto lo consigue de la mano de Natsu (el pelirrosa) y comienza a vivir grandes aventuras junto a sus nuevos compañeros.

Más cosas

Erza Scarlet, alias “Titania”, lista para repartir.

Fairy Tail es un anime de aventuras bastante estándar que ni debe envidiar mucho ni debe ser muy envidiado por otros de similares características. Igual esto suena un poco feo, pero es un poco más de lo mismo, lo cual está perfecto si es lo que buscas.

Pero hace cosas muy bien, claro que sí. Por lo general (y especialmente si no son de relleno) las sagas son interesantes, están bien hiladas y de vez en cuando tienen buenos giros. Aunque, sí, se alargan demasiado; esta enfermedad es común a prácticamente todos estos shonen de aventuras (al menos sus animes).

Otro punto fuerte son sus personajes. Los protagonistas son simpáticos, graciosos y con carisma. Por lo general me molan mucho. Esto debería ser de cajón, pero para mí no es tan habitual que una serie de estas características tenga tantos personajes a los que me apetece ver luchar. Aquí tengo a Erza, Natsu, Lucy, Gray, Elfman, Wendy, Gajeel (el típico personaje que pasa de malo a bueno), Mirajane, Laxus o Gildarts. Todos tienen su propio estilo y son interesantes por sí mismos. Y cada uno, también, con su pasado trágico™, por supuesto (destaco en este apartado el de Lisanna, que me pareció muy chulo y bien resuelto) y su puntito de evolución a través de las sagas (Mirajane, Lucy, Lisanna, Wendy, Gajeel…).

Laxus

El tono general de la serie es bastante desenfadado. A pesar de todas las peleas y momentos trágicos, la serie puede ser realmente graciosa, especialmente en los más relajados episodios entre sagas. El episodio 109, titulado Lucy Fire, se me quedó grabado como ejemplo perfecto de lo graciosa que puede llegar a ser Fairy Tail.

Y sí, hay fanservice (bastante repartidito), pero a estas alturas esto ya lo considero un problema únicamente si no hay nada más. Y los personajes e historias de Fairy Tail son entes completos, de los que el fanservice no es más que una parte.

Y fin

El 10º pack en DVD

Fairy Tail ha llegado a España de todas las maneras posibles. Lo primero fue el manga, de la mano de la editorial Norma, que lleva sacados 55 tomos de 63 (también ha sacado algunos artbooks y spin-offs). Selecta Visión está sacando en DVD la primera serie (que se emitió originalmente entre 2009 y 2013 con un total de 175 episodios), y ha sacado ya 12 packs de 15 (también hubo algunos episodios de esta serie disponibles en Netflix, pero parece que ya no están). La segunda serie (emitida entre 2014 y 2016 con 102 episodios) está disponible completa con subtítulos en Crunchyroll. La primera película, “La Sacerdotisa del Fénix”, fue editada también por Selecta Visión, que recientemente anunció la licencia de la segunda y de momento última, “Dragon Cry”, que, al parecer, llegará a los cines españoles.

Así que ya veis, Fairy Tail hasta en la sopa. Si os pica la curiosidad tenéis a dónde acudir, desde luego.

Deja un comentario. O no. Soy un título, no un poli.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *