Medio año de blog

¡He llegado a medio año! ¡Contra todo pronóstico!

Más o menos la experiencia de tener un blog era lo que me esperaba: Yo escribo, yo me leo y, por tanto, absolutamente cero feedback. Así que por ese lado no hay decepción. Son las ventajas de no tener expectativas.

Eso sí, el blog está siendo menos variado de lo que pretendía en un principio y se está convirtiendo básicamente en una colección de reseñas sobre cosas que he visto o leído. Tenía intención de escribir más a menudo sobre cosas más variadas, pero vamos… así es como ha salido hasta ahora. Igual cambia. A saber. Qué más da.

Pero a mí me ha valido la pena, aunque a veces no haya muchas ganas. Porque, como ya dije, lo hago por mí y por lo general está guay escribir cosas, crear algo. Aunque sea esto. Así que creo que voy a seguir al menos un tiempecito.

Buenas noches y buena salud mental.

Deja un comentario. O no. Soy un título, no un poli.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *