Mayo es de: Shirobako

Cuando era el mes de Psycho-Pass os comenté que en 2016 vi tres series de anime a las que le daba puntuación perfecta. Pues Shirobako es la segunda (Steins;Gate no cuenta porque, aunque abril fue su mes, la vi en 2015).

La historia de Shirobako

Las promesas hechas en nombre de los donuts se cumplen SÍ O SÍ

Shirobako comienza con cinco amigas que producen entre todas un episodio de anime para el club de animación de su instituto. Y con una promesa hecha con un brindis con donuts: algún día volverán a trabajar todas juntas en una serie de anime, pero esta vez profesionalmente.

Aunque la serie hace un gran trabajo manteniéndonos al día con los progresos de las cinco chicas, cada una en su campo de especialización (están la productora, la guionista, la animadora, la modeladora 3D y la actriz de voz), la serie se centra muy especialmente en una de ellas, la productora Aoi Miyamori.

La serie tiene 24 episodios divididos en dos mitades exactas y muy diferenciadas. También cuenta con dos OVAs muy especiales.

Las chicas de “Exodus!” huyen en moto.

En la primera mitad seguimos a Aoi en su primera aventura profesional: Asistente de producción de la serie “Exodus!” en los estudios Musashino Animation. “Exodus!” es un anime original de Musashino Animation y cuenta la historia de un grupo de tres idols que se ven obligadas a huir de la policía al ser las principales sospechosas del asesinato de su mánager. La idea de la serie parte de su director, Seiichi Kinoshita, cuya gran imaginación rivaliza con su gran pereza y los fantasmas que le acechan tras el estrepitoso fracaso de su anterior serie original.

Aria, protagonista de “Third Aerial Girls Squad”

Durante la segunda mitad de la serie, una vez finalizada “Exodus!”, Musashino Animation se embarca en la producción de otro anime, “Third Aerial Girls Squad”, que esta vez es la adaptación de un popular manga (dentro del universo de Shirobako) del mismo nombre. “Third Aerial Girls Squad” trata sobre un escuadrón aéreo de guerra formado por cinco chicas de distintas nacionalidades, pero una de ellas sufre un trauma que le hace no querer volver a volar. Tras “Exodus!”, Aoi asciende a productora de esta serie tras la dimisión de Yutaka Honda, que decide dejar el estrés de su trabajo por su viejo sueño de regentar una pastelería.

Y sí, los OVAs son realmente especiales, porque en ellos podemos ver los resultados de los esfuerzos de los protagonistas: Son los primeros episodios de “Exodus!” y “Third Aerial Girls Squad”. Completos, como si pertenecieran a series de verdad, con sus openings y sus endings. Están cuidados hasta el punto de que incluso en los créditos aparecen los nombres y los cargos de los personajes de Shirobako.

Más cosas

Shirobako es uno de esos productos que tratan sobre la propia industria que lo produce. Al igual que, por poner un ejemplo muy famoso en España, Bakuman era un manga sobre hacer manga, Shirobako es un anime sobre hacer anime. Solo que Shirobako tiene un tono más realista, se centra más en el día a día del trabajo y sus empleados, en la cooperación entre ellos y, en definitiva, da la impresión de parecerse más a un trabajo real que Bakuman, que, aunque también parece hacer un buen trabajo mostrándonos el “detrás de las cámaras”, tira más hacia la competición y los héroes contra los villanos de una forma que dudo que exista realmente… y los personajes en general (como demuestran, entre otras cosas, sus motivaciones y sueños) están más flipados.

Como cualquier estudio de anime que se precie, Musashino Animation cuenta con una amplia plantilla. Por tanto, en Shirobako hay muchos personajes y muchos trabajos distintos que, unos más y otros menos, quedan representados en la serie. A esto nos ayuda mucho el propio trabajo de Aoi, que, al ser productora, nos hace tener ojos en todos los estratos de la producción de un anime. Se encarga de prepararlo y organizarlo todo y no solo se preocupa por el trabajo, sino también por la gente que lo hace, hasta el punto de que a veces ejerce más de psicóloga que de productora, aunque ella no esté precisamente falta de estrés (manifestado a través de dos muñequitos que tiene en la mesa de su oficina y que “cobran vida” en su mente).

Y es que la serie habla mucho de las grandezas de la industria, pero también de las miserias que también tiene (más o menos como cualquier otro trabajo creativo de oficina, ojo). A veces un personal ajustado, a veces un calendario ajustado, a veces un presupuesto ajustado, a veces un error que obliga a replanificar, a veces compañeros que no hacen su trabajo y a los que hay que perseguir literalmente, a veces unos horarios inhumanos, a veces atascos creativos, a veces un freelance que no hace su parte… y a veces todo a la vez.

Reunión en el despacho de los productores

Pero el caso es que la mayoría se esfuerza mucho en lo suyo y el resto se lo reconoce. No sé si será algo habitual en las empresas japonesas, pero en Musashino, reconocimiento y buen rollo hacia las personas que se lo curran no falta. Me parece entrañable cuando al saludarse o despedirse, en lugar de decir “hola” o “adiós”, dicen “gracias por tu/vuestro trabajo”. Hay una conexión. Hay una complicidad entre ellos. Hay excepciones, claro, todo el mundo no se puede llevar bien con todo el mundo, pero al fin y al cabo son todos un equipo y, del buen trabajo de unos, parten otros para hacer, a su vez, lo mismo. Si has trabajado alguna vez en una oficina te sentirás identificado con personajes de la serie muchas veces, tanto en las cosas buenas como en las cosas malas que hacen o les hacen.

Aoi documentándose con el manga de “Third Aerial Girls Squad”

Y sobre las series que producen, me gustó que una fuera una original y la otra una adaptación, porque nos enseñan las diferencias y los problemas propios de cada tipo de producción. Por ejemplo, en la original el director tiene problemas creativos para desarrollar la serie como le gustaría, mientras que con la adaptación viven un verdadero infierno poniéndose de acuerdo en cualquier cosa (desde diseños de personajes hasta cambios en el guión para mejorar el final del anime) con el autor original.

Como ya he comentado antes, las series que crean las podemos vislumbrar en las OVAs de la serie. Y la verdad, dan ganas de verlas enteras si existieran. “Exodus!” es una visión socarrona del mundo idol y solo podemos ver trocitos de su huida de la policía (que forma el grueso del guión) a través de pequeñísimos flashforwards, pero parece divertida y bien hecha. Por su parte, “Third Aerial Girls Squad” trata una temática que es más habitual de lo que parece, la temática “un grupo de chicas que hacen cosas militares” (sí, como “KanColle”, “High School Fleet”, “Strike Witches” o “Girls und Panzer”) y tiene una carga dramática y sentimental bastante fuerte, según podemos ver en el primer episodio y en los trocitos de la serie que aparecen durante la segunda mitad de “Shirobako”. Porque eso es otra cosa muy chula de la serie: vemos o escuchamos a los protagonistas trabajando en escenas que luego vemos en estos episodios especiales. Está todo muy bien pensado.

Es como querer ser traductor pero terminar programando

En definitiva, puede que no lo parezca (aunque espero haber despertado algún interés con este texto), puede que solo parezca un “anime de oficina”, pero “Shirobako” es apasionante. Es una historia de jóvenes adultas que, entre sus ganas y sus dudas, se abren paso poco a poco a través de su mundo laboral soñado. La historia se desarrolla de forma muy interesante y te implicas con los personajes, deseas su éxito y te alegras cuando lo consiguen. ¡Se lo han ganado!

 

El pasado… ¿y el futuro?

Captura de la web oficial a fecha de este texto

Originalmente, “Shirobako” se emitió en las temporadas de otoño e invierno de 2014 y yo lo vi entre el 27 de diciembre de 2015 y el 5 de junio de 2016. Desgraciadamente, no ha llegado a España por ningún medio oficial (así que haced el Guybrush).

La primera temporada fue un gran éxito y recibió numerosos premios en Japón, así que tampoco sería de extrañar que un día continuara… especialmente teniendo en cuenta que hace poco pusieron un cartel de “En construcción” en la web oficial del anime. ¿Se acerca el anuncio de la segunda temporada?

¡Os dejo con el opening de la segunda mitad de la serie!

Deja un comentario. O no. Soy un título, no un poli.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *