Decir adiós

Preparándome ya para ver “your name.” el mes que viene, he visto la última película de su director, Makoto Shinkai, que me faltaba por ver: “Viaje a Agartha”.

La verdad es que me esperaba algo más normalito. Esta película viene como envuelta en un halo de ser el “patito feo” de la filmografía del director, pero sinceramente no veo el por qué. Es mágica. Es muy diferente, pero el poder de las emociones que genera lo veo muy comparable, si no superior, a los poderes de “El lugar que nos prometimos”, “5 centímetros por segundo” o “El jardín de las palabras”.

Es la incursión de Makoto Shinkai en un mundo fantástico que no se rige por las leyes del nuestro. Es el viaje de dos personas que enloquecen por motivos muy distintos y se meten en la boca del lobo, intentando alterar las leyes del universo para lograr un fin tan bonito como antinatural.

Para mí, la película lanza dos mensajes bastante potentes e importantes. Dos “verdades incómodas” que no esquiva en ningún momento:

  1. NO HAY QUE FLIPARSE EMOCIONALMENTE

    El amor a primera vista es muy bonito, sí, pero normalmente nada es lo que parece a primera vista. Las cosas hay que dejarlas madurar y ver qué sale de ahí.
    Sentirse solo es una sensación terrible, pero muchas veces es también engañosa. Todos nos sentimos solos de vez en cuando. Hay que situar las cosas en perspectiva y puede que no sea para tanto. Ojalá.

    Perseguir ese amor o hacer algo para cambiar esa sensación es algo muy loable y perfectamente válido, pero hasta cierto punto. Poner la vida literalmente en juego por un “no sé si…” o por un “supongo que…” es una insensatez.

    Asuna, la protagonista de la cinta, sufre de las dos cosas. En un momento dado, se pregunta “¿Por qué estoy aquí? ¿Por qué estoy haciendo todo esto?” y, estando su vida en serio peligro, se encuentra a sí misma contestándose con un “me sentía sola” mientras precisamente se estaba dando cuenta de que no, que su vida no era tan solitaria, que lo que ha hecho como alternativa no le está mereciendo la pena en absoluto.
    Y, dicho sea de paso, “más vale solo/a que mal acompañado/a”:

  2. HAY QUE APRENDER A DECIR ADIÓS

    A lo largo de nuestras vidas conocemos a muchísimas personas. Personas que, tarde o temprano, se separarán de nuestro lado por infinidad de motivos. A veces seremos nosotros los que nos separaremos, queramos o no, porque la vida es así.

    Como dice la propia película, es una maldición/bendición de la condición humana. Hay que atesorar y disfrutar las cosas buenas, porque se acaban. Es así y punto. Y además lo sabemos. Hay que llorarlo si hace falta, pero con el tiempo aceptarlo y decir “adiós” para después decir “¡hola!” a tu nuevo mundo sin esa/s persona/s.
    Teniendo muy en cuenta que despedirse no significa olvidar.

    Y aquí entra Morisaki, co-protagonista, profesor sustituto y ¿accidental? compañero de viaje de Asuna. Es un hombre joven que perdió a su esposa tras una larga enfermedad y, totalmente incapaz de superarlo, emprende un viaje suicida hasta Agartha para devolverle la vida, dispuesto a hacer lo que haga falta. El precio que debe pagar es alto e inútil, pero la obsesión le obliga a no dudarlo ni por un segundo, convirtiéndose en un retrato escalofriante de la debilidad humana que, sin embargo, es comprendido ante la dureza de las circunstancias.

Todo esto adornado, como no podía ser de otra manera, con un dibujo y animación espectaculares, marca de “Casa Shinkai”, con unos paisajes y escenarios que quitan el hipo. Aunque quizás el aspecto visual flojea un poquito en cuanto al diseño de los personajes principales, que pueden resultar algo sosos (únicamente en el diseño, y nada grave ni mucho menos).

Es una película de ritmo calmado y de casi 2 horas que hay que ver sin prisas, fijándose en los detalles y saboreando el espectáculo que se despliega ante nuestros ojos. La película tiene momentos duros respecto a las temáticas que he comentado arriba, pero se mezclan también con momentos de esperanza, animando a ver desde un punto de vista más positivo las cosas malas e inevitables de la naturaleza humana.

La edición española de Viaje a Agartha

Como el resto de la filmografía de este director, esta película ha llegado a España de la mano de SelectaVisión, que ya ha lanzado dos o tres ediciones distintas de la misma, la última recién salida del horno junto a las (de momento) otras tres películas de Shinkai, un digibook que podéis ver aquí.

La edición que yo tengo es la primera, si no me equivoco. La “Edición Coleccionista” con Blu-ray, DVD, DVD de extras y libro. La calidad audiovisual del Blu-ray es impecable y el doblaje cumple a buen nivel. A destacar muy positivamente, eso sí, que la preciosa canción que cierra la película, “Hello, Goodbye & Hello” ha sido doblada, cosa no muy habitual en los tiempos que corren, con una gran traducción e interpretación.

Os dejo con el trailer de la peli:

Deja un comentario. O no. Soy un título, no un poli.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *